Somos una parte muy “dulce” del gasto sanitario. 

Y lo peor es que esto no para. No se si la razón habría que buscarla entre nosotros o entre los distintos gobernantes.

El caso es que cada vez que se revisan las estimaciones futuras de la presencia de diabetes a nivel mundial, las cifras no hacen más que elevarse.

Aquí os dejo algo de información. 

Axarquía Salud