Que levante la mano quien no ha tenido que pincharse el dedo dos, tres, cuatro veces para que salga la dichosa gotita de sangre.

Algunas cosas que tenemos que tener en cuenta:

¿Qué necesitas para realizar la glucemia capilar?

• Un glucómetro (aparato medidor)
• Una tira reactiva
• Un pinchador o una lanceta
• Un pañuelo de papel
• Un cuaderno de control

Glucómetro

En el mercado existen distintos modelos de glucómetros que miden la cantidad de azúcar en sangre capilar y nos informan si la glucemia está en objetivos.

El resultado obtenido de una medición a otra puede variar entre un 10 y un 20%, incluso con el mismo aparato medidor. Por ello, no tienes que preocuparte si los resultados son distintos en tres determinaciones seguidas (110-100-104); todas serían correctas.

Los glucómetros tienen un rango de medida que va desde 10-20 mg/dl. hasta 500-600 mg/ dl. Si tu glucemia es inferior al rango 10-20 mg/dl., en el aparato aparecerá “LO”. Si tu glucemia es superior al rango 500-600 mg/dl., aparecerá “HI”.

 

¿Cómo se realiza la glucemia capilar?

Cuidados previos:

• Limpiar las manos, para evitar lo conocido como “dedos dulces” que alterarían los valores dando lecturas más altas de las reales.
• Secar las manos para evitar que la gota de sangre se diluya (las manos mojadas podrían dar un valor de glucemia inferior al real).
• Tener las manos calientes o templadas para que la gota de sangre salga con más facilidad.
• Pinchar en los laterales de los dedos, alternando de uno a otro dedo (el pinchazo en la yema del dedo es más doloroso y podemos perder sensibilidad).

Técnica correcta

• Introducir la tira reactiva en el glucómetro hasta que haga contacto.
• Cargar el pinchador, elegir un dedo, pinchar y estrujar el dedo desde la parte superior hasta su base para extraer una buena gota de sangre.
• Tocar la gota con la tira y esperar a que ésta absorba la cantidad de sangre necesaria.
• Anotar el resultado en el cuaderno de control.
• Retirar y desechar la tira.

¿Y si se me olvida apuntar el resultado?

Los glucómetros tienen memoria y guardan los resultados de tu glucemia con fecha y hora. En cualquier momento puedes recuperarlos y apuntarlos en tu libreta de control.

Hay algunos medidores que te permiten marcar si la glucemia es anterior a las comidas (preprandial), si es 1 o 2 horas posteriores a ésta (postprandial) o si es en otro momento.

Otros aparatos nos permiten hacer medias de los resultados, e incluso, volcar los datos a un programa informático que nos ofrece distintas gráfi cas: tendencias, variabilidad…

Es importante que lleves el cuaderno de registro a las revisiones médicas o a las visitas con la enfermera educadora. En él debes apuntar las incidencias (motivo por el cual crees que has tenido una hipoglucemia, una hiperglucemia, etc.) porque aporta muchos datos que pueden ayudar a adecuar el tratamiento a tus necesidades.

 

Axarquía Salud