Una de los principales problemas con los que nos encontramos habitualmente tanto los médicos y por ende los pacientes es la adherencia al tratamiento.

Es decir, la continuidad o no del tratamiento por parte del paciente.

Aunque no os lo creáis, es un gran problema, sobre todo en pacientes con diabetes tipo 2.

Ya sea por efectos secundarios, o por incomodidad de administración.

Axarquía Salud